Sobre la dependencia emocional…

Puedo desprenderme emocionalmente y continuar amando y sintiendo. Puedo aprender a ocuparme de mis cosas dejando a otros que se ocupen de las suyas. Hoy puedo desprenderme sin dejar de sentir compasión.

“Ama a tú vecino, pero no derribes la cerca de separación.”

   George Herbert.