Recordatorio para familiares de un adicto.

Recordaré que conocer mis límites no significa obligar a otros a cambiar; quiere decir que yo conozco mis propias  limitaciones y me encargo de cuidarme a mí mismo respetándolas.
Hoy me concentro en mí mismo.