Dependencia Emocional

Tratamiento muy efectivo para la dependencia emocional

La dependencia emocional es la incapacidad de sentirse completo o de funcionar adecuadamente sin la certeza de que alguien te quiere y cuida. Cada uno de nosotros, sin importar la edad ni la madurez que tengamos, busca y querría tener una figura materna y paterna satisfactorias. Pero para la mayoría de nosotros, estos deseos y sentimientos no reinan nuestras vidas; no son el tema predominante de nuestra existencia. Cuando sí gobiernan nuestras vidas y definen la calidad de nuestra existencia, entonces tenemos algo más que simples necesidades o sentimientos de dependencia; somos dependientes emocionalmente. Específicamente, sufrimos de un desorden psiquiátrico cuyo diagnóstico es “trastorno de la personalidad por dependencia”, que quizás es el trastorno psiquiátrico más común que existe.

Las personas con este desorden están tan ocupadas en ser queridas que no les queda suficiente energía para querer. Son como personas hambrientas, buscando comida donde sea, sin tener comida qué dar a los demás. Es como si dentro de ellos hubiese un vacío, un pozo sin fondo que necesita ser llenado y que nunca puede ser llenado por completo. Nunca se sienten completos y siempre sienten que “falta una parte de mí”. No toleran la soledad; ya que se sienten incompletos, carecen de una verdadera identidad y se definen a sí mismos con base en sus relaciones.