No. En realidad, la desintoxicación es apenas el inicio de una recuperación. La adicción es una enfermedad física, psicológica, familiar y social. La desintoxicación sólo permite que la persona se sienta mejor físicamente, pero un tratamiento multidisciplinar es necesario para abarcar todas las demás áreas, que incluso son más complejas.