Hay algunos síntomas que pueden hacer sospechar la existencia de un trastorno por dependencia del cannabis, marihuana y hachís..

  • Abandono o distanciamiento del grupo de amigos que no consumen.
  • Desinterés por actividades que no tengan relación directa con el consumo
  • Preocupación por disponer de cannabis.
  • Uso compulsivo.
  • Disminución de rendimiento en el ámbito académico o laboral
  • Irritabilidad, agresividad, Inquietud, nerviosismo, dificultades para dormir o disminución del apetito, que se alivian al consumir.