El aislamiento de la adicción.


“ Sin excepción, los adictos hemos sido torturados por la soledad. Aún antes de que nuestra forma de intoxicarnos empeorara y la gente empezara a alejarse de nuestro lado, casi todos sufrimos la sensación de que no podíamos PERTENECER”