31/ago/2010 Revista Clínica Española. 2010 Sep;210(8):371-378. Consultas urgentes derivadas del consumo de éxtasis (3,4-metilenodioximetanfetamina) y derivados anfetamínicos: Perfil epidemiológico, clínico y evolutivo.

Resumen
Objetivos. Describir las características clinicoepidemiológicas de las consultas urgentes relacionadas con el consumo de éxtasis y determinar la tasa de reconsulta de los pacientes y los factores relacionados con esta.

Material y métodos. Durante un período de 89 meses consecutivos se revisaron las historias clínicas de los pacientes que acudieron a urgencias por problemas aparecidos tras el consumo de éxtasis para delimitar el perfil epidemiológico y clínico. Para investigar las reconsultas a urgencias se recurrió al sistema informático de admisiones, revisándose la historia clínica de la reconsulta para ver si estaba relacionada con el consumo de drogas de abuso.

Resultados. Se recogieron 498 casos (el 71% varones, edad media de 26,5 años). La mayoría acudió durante el fin de semana (66,6%) y/o por la noche (57%). Los principales motivos de consulta fueron ansiedad o alteraciones del pensamiento (32,8%), agitación (17,2%), disminución del nivel de consciencia (7,2%) y convulsiones o movimientos anormales (5,6%). El 81% había consumido otros tóxicos además del éxtasis, especialmente alcohol (53%), cocaína (36%) y éxtasis líquido (25%). Veintiséis pacientes (5%) requirieron ingreso (6 de ellos en cuidados intensivos) y 4 fallecieron (0,8%). El 15% reconsultó al mismo servicio de urgencias por problemas relacionados con el consumo de drogas tras un seguimiento medio de casi 3 años, siendo la nueva consulta más frecuente en los primeros meses. La necesidad de visita psiquiátrica urgente (OR: 6,3; intervalo de confianza del 95%: 2,9–12,8) y de hospitalización (OR: 3,5; intervalo de confianza del 95%: 1,5–8,4) durante el episodio índice se asoció de forma independiente a un mayor riesgo de reconsulta.

Conclusiones. El consumo de éxtasis genera con frecuencia consultas en urgencias, en ocasiones por problemas médicos graves, y al menos un 15% de los pacientes requerirá de nuevo asistencia urgente por problemas relacionados con el consumo de drogas durante los 3 años posteriores, que será tanto más probable cuanto más grave haya sido el episodio índice (necesidad de ingreso y/o de consulta a psiquiatría).